El rastafarismo combina creencias milenarias de origen africano con influencias del cristianismo fundamentalista norteamericano, en especial de la Iglesia Bautista. No se trata de una religión: no es una organización, no existe un “directorio”, a los rastafaris no les gusta el poder organizado, lo consideran malo. Rastafarismo es una actitud, es una forma de entender la vida…
El rastafarismo nace en la Jamaica colonizada por los ingleses (siglo XVIII), donde la vida económica se basaba en la producción de azúcar. Los esclavos eran obligados a trabajar en las plantaciones. Aunque los colonos aportaron su cultura, tradición y costumbres, los negros no olvidaron sus raíces las cuales se encuentran en África. Las represiones del negro y de sus expresiones culturales por el sistema impuesto hizo que poco a poco esta gente oprimida, explotada y arrancadas de sus hogares buscaran la reivindicación. En siglo XX esta revalorización se transforma en expresión política gracias al periodista jamaicano MARCUS GARVEY. Su movimiento “Regreso a África” inspiró el sentido de identidad, propósito y orgullo en un pueblo desmoralizado por la esclavitud. Garvey proclamó en 1916: “Miren hacia África, donde será coronado un rey negro. Porque el día de la liberación está por llegar”.

La historia dice que ciertos versículos bíblicos anuncian la llegada de un nuevo Mesías, EL LEÓN DE LA TRIBU DE JUDEA, REY DE REYES, SEÑOR DE SEÑORES y este sería RAS TAFARI MAKONNEN, quien el 2 de Noviembre de 1930 es coronado Emperador de Etiopía bajo el nombre de HAILE SELASSIE ( “Poder de la Trinidad” ) . Los seguidores de Marcus Garvey en Jamaica creían que Haile Selassie era el rey negro que Garvey había predicho. De esta forma, Haile Selassie I era, según la interpretación bíblica, el representante del Dios en la tierra, el Mesías en su segunda venida. Representaba la posibilidad de repatriación a Etiopía “La Tierra Prometida”.
Cuenta la historia que cuando Makeda, Reina de Saba (Etiopía), visitó al Rey Salomón en Jerusalén se enamoró de él y quedo embarazada. Al retornar a su país, tuvo al hijo de Salomón que con el tiempo llegó al trono como Menelik I e inició la dinastía africana que derivaría en Haile Selassie I. Siendo Cristo el hijo de dios y Melenik I un pariente de Cristo, Melenik I y Haile Selassie I representan la continuación de un linaje real creado por dios, establecido en Etiopía desde su fundación. De esta forma, los rastafaris son los verdaderos herederos de Israel y son parientes del Rey y Creador, transformándose en hijos adoptivos a través de un nacimiento espiritual al aceptar a Jah como el todopoderoso y bíblicamente profetizado Rey de Israel.
El rastafari ve a Jah (Dios) dentro de sí mismo. No es un dios externo, sino que está unido a su corazón.

África es el origen de la humanidad. Gran parte de la historia bíblica transcurre en ese continente, por lo que los pueblos nombrados en el libro sagrado deberían ser de raza negra. El Génesis relata que Dios hizo al hombre a su imagen y semejanza por lo que Dios también sería negro.
Además del culto a Haile Selassie, los rastas son cristianos y siguen los preceptos de la Iglesia Ortodoxa Rastafari. La Biblia es su libro de instrucción y principal fuente de inspiración, creen en África como la madre de la vida. Sus conceptos los llevan a retomar el contacto con la naturaleza, llevar una vida de purificación espiritual y luchar contra el sistema dominante (Babilonia), creador de la esclavitud, la dominación y destrucción…

Rastafari no teme a la muerte, los humanos somos almas y los cuerpos son depósitos temporales.
· La ideología rasta no acepta la homosexualidad porque no es natural y por eso dios creó al hombre y a la mujer.
· Los rastas fuman Ganja y la consideran como la hierba sagrada que los pone en contacto con Jah y sana sus almas.
· Rasta no consume drogas (ver Rastas y Ganja más adelante), no bebe alcohol y no come carne.
· La ideología rastaman no permite peinarse el cabello.

RASTAS Y GANJA:

Los rastafaris consideran la Ganja como la hierba sagrada y la usan en sus ceremonias religiosas y gran parte del tiempo. Esta hierba está para la sanación de los pueblos es poseedora de una energía divina: amor, felicidad, paz, iluminación. Es tan importante que se la dan a los recién nacidos en forma de té en el primer día de vida.
Para el teórico rasta, Rodrigo Pérez: “La Yerba es la salud de la nación, como el alcohol es la destrucción de la humanidad”. Se considera que fumar ganja “es un acto positivo hacia el Creador, donde se realza el poder de la meditación y se revela la presencia divina que vive dentro de todos”.

Jah Rastafari, Dios Viviente, creó la Ganja para que nos sanara, nos revelara sus caminos y lo adoráramos”, sin embargo, aclara, los rastas no tienen la obligación de fumar ganja. “Dios la dispuso para que en estos tiempos de grandes tribulaciones, sus hijos resistan y la humanidad recupere su salud”.

“Nosotros experimentamos las vibraciones del arbusto ardiente como un eufórico y místico sacramento, capaz de iluminar y aliviar la crucial realidad de alienación social y vil pobreza”. Además defienden la ganja al argumentar que no es una droga, porque no es un fármaco, no es creada por el hombre. “Es una planta que se siembra, germina, crece y da sus frutos, es una creación en la que está implicado Dios Todopoderoso.

En general, las drogas si producen adicción, pero la marihuana no crea dependencia física. Los rastafaris no entienden por qué está prohibida. Creen que es producto de la ignorancia. La defienden como una creación divina, que no puede estar sujeta a las leyes del hombre, sino a las leyes naturales, al igual que el hombre.
“Cualquier ser humano tiene derecho a que en su hogar, en la tierra que habita, siembre lo que necesite para alimentarse y sanarse, corporal, espiritual y mentalmente”

PRINCIPALES CARACTERÍSTICAS:

Los rastas son conocidos por sus cabellos (dreadlocks) y por la música reggae, popularizada principalmente por Bob Marley, por fumar Ganja y se les identifica con los colores rojo, verde y amarillo.
El rasta esta contra Babilonia que ha creado el mal del hombre.

El rasta se expresa de muchas maneras entre ellas el reggae que es una música rica, espiritual, cargada de protesta, sentimiento e historia. El rasta es puro de alma y sentimientos; no teme a la muerte; el respeto es su premisa; fuma Ganja como parte de su ideología y esto también esta cargado de espiritualidad y otras cosas, así que rasta no es una excusa para fumar y/o llevar un peinado trendy. “No todo dread es rasta y no todo rasta es dread”…